28 ene. 2009

REABIERTA EL AULA X DE LAS TERMAS DE DIOCLECIANO


Tras 30 años de restauración se ha reabierto el Aula X de este gran complejo termal. Esta es una de las estancias más grandes y enigmáticas de estas termas; su función no se conoce muy bien pero su lugar central y sus enormes dimensiones nos hacen pensar que podría haber tenido una gran importancia en la época.










Las termas de Diocleciano, que actualmente forman parte del Museo Nacional Romano, fueron construídas por orden de dicho emperador y fueron en su momento uno de los edificios termales más lujosos y grandes de Roma, con capacidad para 300 personas.
Según ha informado la Superintendencia Especial para los Bienes Arqueológicos de Roma, se ha procedido a reforzar la estructura de los muros del Aula X, que se encontraba en un estado precario, debido a "graves fracturas y profundas lesiones". "La restauración se ha hecho con materiales y técnicas tradicionales" y "con soluciones especialmente dirigidas a la conservación", agregó.
Por otro lado, la gran cúpula del complejo de los baños ha sido tratada con una mezcla de cal hidráulica, al tiempo que para garantizar su seguridad se han puesto redes de protección de malla de acero.






Tras su restauración, el Aula X se ha destinado a acoger vestigios de arquitectura pública y funeraria de la antigua Roma, como varias tumbas y sarcófagos, así como dos grandes bañeras.
Según Angelo Botttini, superintendente arqueológico de Roma, el Museo de las Termas de Diocleciano tiene previsto exponer el sepulcro de Macrino, hallado recientemente en la Via Flaminia.